lunes, 3 de agosto de 2015

TRAGEDIA DEL DIRIGIBLE "HINDENBURG" (6 de mayo de 1937)

Dirigible alemán "Hindenburg" (1936-1937)

Los dirigibles constituyeron una forma de transporte novedosa, rápida y "muy segura", en la época. Fue utilizado en la primera mitad del siglo XX, y fueron los alemanes, quienes tomaron la riendas en la elaboración de estos colosos del aire.

Los ingenieros alemanes construyeron dirigibles que marcarían las dimensiones máximas de estas aeronaves. Una de ellas, fue el HINDENBURG, denominado así en honor al ex-presidente alemán Paul von Hindenburg. Precisamente el Hindenburg sería una de las dos aeronaves más grandes jamás  construidas, con casi 245 metros de largo.

El Hindenburg fue diseñado para ser elevado con helio, un gas no inflamable; pero ante las restricciones impuestas por Estados Unidos al régimen nazi, en la década de 1930, se vieron forzados a utilizar hidrógeno. Los científicos alemanes tenían una gran experiencia en el empleo seguro del hidrógeno, pero nada haría presagiar la catástrofe de este dirigible, el día 6 de mayo de 1937, en New Yersey (Estados Unidos de Norteamérica), luego de haber atravesado el Oceano Atlántico.


El "Hindenburg" consumido por las llamas aquel 6 de mayo de 1937.

Murieron en aquel accidente 36 personas, de un total de 97 personas entre pasajeros y tripulantes.

Este desastre marcó el fin de la utilización de este medio de transporte aéreo comercial. Aunque desde los primeros años del siglo XXI se esta retomando la decisión de volverlos a emplear, como un vehículo denominado AEROSCRAFT (de 170 metros de largo por 36 de ancho), al ser estos dirigibles, bastante maniobrables y rápidos; así como por su gran capacidad de carga, permanencia en el aire y menor consumo de combustible, en comparación a las aeronaves actuales (de los aviones de ala fija y helicópteros). 

Proyecto Aeroscraft/Versión 170 metros


VÍDEO RELACIONADO:


NRMQ

Fuentes
  • [HQ] 1937 Hindenburg Explosion In Colour With Herbert Morrison's Commentary, del Canal de Youtube de TWMAV.
  • Revista Científica: muy INTERESANTE, Chile, edición abril 2014, p. 44.
  • Elaboración y edición del autor del blog.